Bathmate Hydromax Retailer since 2007

0

Tu carrito está vacío

¿Puede el jelqing causar disfunción eréctil?

Jelqing es una técnica controvertida y potencialmente riesgosa que, según algunas personas, puede aumentar el tamaño del pene mediante ejercicios manuales de estiramiento y masaje. Existe evidencia científica limitada que respalde su eficacia y conlleva riesgos potenciales, incluido el riesgo de lesiones. Sin embargo, muchos hombres dan fe de la eficacia del Jelqing en línea y existen foros dedicados al arte del Jelqing. Recuerde, el hecho de que la comunidad médica no lo apoye no significa que no sea eficaz. Al igual que la medicina natural y las hierbas, funcionan pero no cuentan con el respaldo de la industria médica.

Si bien no existe evidencia científica concreta que vincule el jelqing directamente con la disfunción eréctil (DE), existen varias preocupaciones que la convierten en una práctica potencialmente insegura:

  1. Lesión : Jelqing implica aplicar presión y tensión al pene, lo que puede provocar lesiones si se realiza incorrectamente. Las lesiones del tejido del pene o de los vasos sanguíneos pueden afectar potencialmente la función eréctil.

  2. Falta de regulación : Jelqing no es un procedimiento regulado ni aprobado médicamente. No existen pautas estandarizadas ni medidas de seguridad, lo que aumenta el riesgo de daño.

  3. Factores psicológicos : participar en prácticas como el jelqing para aumentar el tamaño del pene puede provocar ansiedad, estrés o ansiedad por el desempeño, lo que puede contribuir a la disfunción eréctil u otros problemas sexuales.

  4. Tratamiento retrasado : si alguien experimenta síntomas de disfunción eréctil u otros problemas de salud sexual y los atribuye al jelqing, podría retrasar la búsqueda del tratamiento médico adecuado, lo que puede empeorar el problema.

Es importante tener en cuenta que existen tratamientos eficaces y seguros disponibles para la disfunción eréctil, como medicamentos, cambios en el estilo de vida y terapia. Si estás preocupado por tu salud sexual o experimentas dificultades con la función eréctil, es recomendable consultar a un profesional de la salud. Pueden brindar orientación y recomendar tratamientos basados ​​en evidencia que sean seguros y apropiados para su situación individual.